Azúcar, Dulce Veneno…
Kick-the-Sugar-Habit

Un pan con mermelada, un humeante café con un poquito de azúcar, un vaso de zumo de fruta sacado de la botella guardada en tu nevera. A muchos esto les sonará muy familiar como desayuno, pero… ¿sabes cuál es el fantasma que se esconde detrás de estas delicias? un ladrón de nutrientes, una sustancia adictiva que daña el sistema nervioso, un destructor del sistema inmune, el mayor cómplice del cáncer, el célebre aliado de la diabetes, etc., etc. Sí, estamos hablando del azúcar, ese dulce veneno.

El contenido de azúcar en los alimentos industrializados se esconde bajo nombres químicos y así, leemos que contiene dextrosa, maltosa, sacarosa, sucrosa, melasa, glucosa, fructosa, miel de maíz, miel invertida. Por lo general, todos los ingredientes que terminen en “osa”, son simplemente azúcar refinado. A continuación os presento algunas cuestiones sobre éste lobo con piel de cordero:

¿ Por qué el azúcar refinado es blanco ?
El azúcar de origen natural nunca es blanco. El blanqueo  del azúcar requiere de algunas sustancias químicas durante el proceso de refinado. Como el ácido fosfórico (usado en la industria como corrosivo), y de efectos perjudiciales para la salud.

¿Pero el azúcar es realmente malo?

En 1957 el Dr. William Coda, clasificó el azúcar refinado como un veneno carente de fuerza vital, vitaminas y minerales. El metabolismo incompleto de los carbohidratos, da como resultado la formación de metabolitos tóxicos como el ácido pirúvico que interfiere con el funcionamiento del cuerpo y puede dar inicio a enfermedades degenerativas.

Algunos médicos incluso llegan a afirmar que el ingrediente que más daño hace en la dieta moderna no es la grasa sino el azúcar.

¿Qué efectos puede tener en tu organismo?

Un alto consumo de azúcar puede provocar, entre otras enfermedades: obesidad, hipertensión arterial, diabetes, caries, envejecimiento prematuro, hiperactividad, depresión, inhibición del sistema inmunológico, pérdida de visión,  varices, hemorroides, alergias alimentarias, migrañas, problemas gastrointestinales, herpes, etc…

157543¿Por qué causa el azúcar estos problemas?

Empecemos por la insulina. Cuando se consume azúcar, el páncreas se ve forzado a funcionar por encima de sus límites normales. El páncreas responde al aumento de azúcar en sangre segregando insulina, cuyo trabajo, (entre otras cosas), es sacar rápido el dañino azúcar de la sangre, llevándolo al los músculos, donde puede ser usado como energía.

Hay dos problemas con la forma en que su cuerpo maneja el azúcar:

Primero, la mayoría de nosotros no usa eso músculos lo suficiente como para gastar toda esa energía, de tal manera que eventualmente esos músculos cierran sus puertas a más azúcar, por lo que éste se convierte en grasa acumulada en nuestro cuerpo o permanece en nuestra sangre de forma saturada y provocando alteraciones en nuestro sistema.

El Segundo problema es que la pequeña cantidad de insulina necesaria para manejar una cantidad moderada de azúcar, (que viene de una comida natural- por ejemplo una manzana), no es suficiente para manejar una dieta de Galletas de 900 calorías…

Es entonces cuando el páncreas tiene que soltar más y más insulina para hacer su trabajo, y los niveles altos de insulina crean otro gran numero de inconvenientes para  la salud. Por ejemplo, la insulina le ordena a los riñones que retengan el sodio, aumentando así la presión en sangre.

El azúcar refinado no solo es anti-nutritivo sino que daña a nuestro cuerpo. La razón es que cuando el azúcar se encuentra en estado natural en comidas como las frutas, viene acompañado de vitaminas, minerales y enzimas necesarias para su digestión. Pero cuando se encuentra en cualquiera de las comidas artificiales no contiene ningún valor nutritivo. En realidad el cuerpo tiene que “prestar”nutrientes de sus reservas. Esta es una de las razones por la que se considera que el azúcar es un depresor del sistema inmune, (importante en el cáncer).

Para poder metabolizar el azúcar hay que gastar los nutrientes que el cuerpo necesita para mantenerse saludable.

¿Es el azúcar adictivo?

Científicos de la Universidad de Connecticut, en Estados Unidos, han concluido un estudio en ratones que ha determinado que las galletas de chocolate de la marca ‘Oreo’ pueden generar una adicción similar a la que causa la cocaína y activa más neuronas que ésta en el llamado “centro del placer” del cerebro.

El estudio pretendía analizar el potencial adictivo que tienen los alimentos ricos en grasas o azúcares, y por ello tuvieron en cuenta las galletas que más se consumen en Estados Unidos.

“Elegimos las galletas ‘Oreo’ no sólo porque son las favoritas de los estadounidenses, sino también porque los productos que contienen altas cantidades de grasa y azúcar cuentan con una publicidad muy agresiva entre la población de menor nivel socioeconómico”, ha reconocido a la BBC Jamie Honohan, uno de los autores del estudio.

OreoResearchPara medir los niveles de adicción utilizaron unlaberinto en el que colocaron, de un lado ‘Oreo’ y del otro una torta de arroz (aperitivo bajo en grasas y azúcares). Dejaron que las ratas hambrientas eligieran hacia dónde dirigirse en el laberinto y midieron el tiempo que pasaban con cada alimento.

“Igual que los humanos, las ratas no sentían mucho placer al comer estas tortas de arroz”, añade el profesor Joseph Schroeder, también autor del estudio, mientras que con las galletas actuaban igual que muchos humanos y “las abrían y se comían el relleno primero”.

Investigadores han encontrado que el cerebro de ratas cambia como respuesta al azúcar. Ratas a las que se les dejó que se saciaran con azúcar mostraban posteriormente signos de “abstinencia”. Las investigaciones han mostrado que el azúcar dispara la producción de opiodes naturales en le cerebro.

Posteriormente, las ratas recibieron una inyección de cocaína o morfina de un lado del laberinto, o una inyección de solución salina del otro lado.

Los resultados, dicen los investigadores, mostraron que “las ratas que habían quedado condicionadas a comer ‘Oreo’ pasaron tanto tiempo en el lado del laberinto donde estaba la galleta, como las ratas condicionadas a la inyección de la morfina o la cocaína.

Para medir la adicción hicieron un análisis de la actividad neuronal en el ‘nucleus accumbens’, el llamado “centro de placer” del cerebro, y sorprendentemente las galletas activaban “significativamente más neuronas que la cocaína o morfina”.

“Esto confirma nuestros resultados conductuales y apoya la hipótesis de que los alimentos altos en grasas y azúcares son adictivos”, asegura el investigador, al tiempo que “pueden ser incluso más peligrosos dada su enorme disponibilidad y accesibilidad”.

De hecho,apunta Schroeder, esto “podría explicar por qué algunas personas no pueden resistir este alimento a pesar de que saben que es malo para su salud”. La empresa fabricante de las galletas, por su parte, no ha querido hacer comentarios al respecto.

Ni que decir tiene, que el uso desmesurado de ésta sustancia, genera grandes beneficios a la Industria aprovechando su bajo coste de producción y su demostrada adicción.

Es muy posible que sea poco práctico eliminar todo el azúcar y harinas de su dieta, pero puede ser importante que empiece a dosificar las c antidades que actualmente consume para evitar sufrir daños mayores en un futuro. ¡Su cuerpo y su cerebro se lo agradecerán!.

Fuente: Europa Press

 

About

3 thoughts on “Azúcar, Dulce Veneno…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>