Proyecto Venus, ¿Ciudad del Futuro o Utopía?
venushousing1

El Proyecto Venus es una organización que propone un plan de acción factible para el cambio social, que trabaja en pro de una civilización global pacífica y sostenible. En él se esbozan una alternativa a esforzarse hacia donde los derechos humanos son proclamaciones de papel ya no, sino una forma de vida.

Operamos de un Centro de Investigación 21.5 acres ubicado en Venus, Florida.

Cuando se tiene en cuenta la magnitud de los desafíos que enfrenta la sociedad hoy en día, podemos concluir con seguridad que el tiempo es desde hace mucho tiempo para que podamos volver a examinar nuestros valores y para reflexionar y evaluar algunas de las cuestiones subyacentes y las suposiciones que tenemos como sociedad. Este auto-análisis pone en cuestión la naturaleza misma de lo que significa ser humano, lo que significa ser miembro de una “civilización”, y qué opciones podemos hacer hoy para asegurar un futuro próspero para todos los pueblos del mundo.

En la actualidad nos hemos quedado con muy pocas alternativas. Las respuestas de ayer ya no son relevantes. O continuamos como hemos estado con nuestras costumbres y hábitos de pensamiento sociales anticuadas, en cuyo caso nuestro futuro se verá amenazado, o podemos aplicar un conjunto más apropiado de los valores234039703d70a472cc462436759e9c09 que son relevantes para una sociedad emergente.

La experiencia nos dice que el comportamiento humano puede ser modificado, ya sea hacia la actividad constructiva o destructiva. Esto es lo que el Proyecto Venus es todo – la dirección de nuestra tecnología y recursos hacia lo positivo, para el máximo beneficio de las personas y el planeta, y la búsqueda de nuevas formas de pensar y de vivir que destacar y celebrar el gran potencial del espíritu humano. Tenemos las herramientas a la mano para diseñar y construir un futuro digno del potencial humano. El Proyecto Venus presenta una audaz nueva dirección para la humanidad que implica nada menos que el total rediseño de nuestra cultura. Lo que sigue no es un intento de predecir lo que va a hacer, sólo lo podía hacer. La responsabilidad de nuestro futuro está en nuestras manos, y depende de las decisiones que tomamos hoy. El mayor recurso que está disponible hoy es nuestro propio ingenio.

Mientras que los reformadores sociales y los think tanks formular estrategias que tratan sólo los síntomas superficiales, sin tocar el funcionamiento social básico, el Proyecto Venus se acerca a estos problemas de manera diferente. Sentimos que no podemos eliminar estos problemas en el marco de la presente clase política y monetaria. Se necesitarían muchos años para lograr un cambio significativo. Lo más probable es que se aguadas y se diluían en una medida tal que los cambios serían indistinguibles.

El Proyecto Venus aboga por una visión alternativa de una nueva civilización mundial sostenible, a diferencia de cualquier sistema social que se ha ido antes. Aunque esta descripción está muy condensada, que se basa en años de estudio e investigación experimental por muchas, muchas personas de muchas disciplinas científicas.

Proponemos un enfoque holístico fresco – una que se dedica a las preocupaciones humanas y ambientales. Es una visión alcanzable de un futuro brillante y mejor, una que sea adecuada a los tiempos en que vivimos, y la vez práctico y factible para un futuro positivo para todos los pueblos del mundo.

El Proyecto Venus aboga por un enfoque directo para el rediseño de una cultura en la que las antiguas deficiencias de la guerra, la pobreza, el hambre, la deuda, la degradación ambiental y el sufrimiento humano innecesario son vistos no sólo como evitables, pero totalmente inaceptable.venus-project-img10

Una de las premisas básicas del Proyecto Venus es que trabajamos para tener todos los recursos de la Tierra como patrimonio común de todos los pueblos del mundo. Cualquier otra cosa será simplemente dar lugar a una continuación del mismo catálogo de problemas inherentes al sistema actual.

A lo largo de la historia, el cambio ha sido lento. Grupos sucesivos de líderes incompetentes han reemplazado a los que les precedieron, pero los problemas sociales y económicos subyacentes permanecen porque los sistemas de valores básicos han ido inalterada. Los problemas que enfrentamos hoy no pueden resolverse ni política ni económicamente, ya que son de carácter muy técnico. Allí ni siquiera puede haber suficiente dinero disponible para pagar los cambios requeridos, pero hay recursos más que suficientes. Por eso el Proyecto Venus aboga la transición de una sociedad monetaria basada en la eventual realización de una economía global basada en recursos.

Nos damos cuenta de que la transición de nuestra cultura actual, que es políticamente incompetente, orientada a la escasez y obsoleta, a esta nueva sociedad más humana requerirá un salto cualitativo en el pensamiento y la acción.

Un sistema monetario obsoleto

El sistema basado en el dinero evolucionó hace siglos. Todos los sistemas económicos del mundo – el socialismo, el comunismo, el fascismo, e incluso el sistema de libre empresa cacareada – perpetúan la estratificación social, el elitismo, el nacionalismo y el racismo, basado principalmente en la disparidad económica. Mientras un sistema social utiliza el dinero o el trueque, la gente y las naciones tratarán de mantener la ventaja económica competitiva o, si no pueden hacerlo a través del comercio que lo harán por la intervención militar. Todavía utilizamos estos mismos métodos anticuados.

Nuestro sistema monetario actual no es capaz de proporcionar un alto nivel de vida para todos, ni puede garantizar la protección del medio ambiente ya que el motivo principal es el lucro. Estrategias como la reducción y aumento vertido tóxico es el margen de beneficio. Con el advenimiento de la automatización, la cibernética, inteligencia artificial y la externalización, habrá un reemplazo cada vez mayor de personas por máquinas. Como resultado, menos personas podrán adquirir bienes y servicios a pesar de que nuestra capacidad de producir una gran cantidad seguirá existiendo.images (2)

Nuestros sistemas políticos y económicos actuales, pasados ​​de moda no son capaces de aplicar los beneficios reales de la tecnología innovadora de hoy para lograr el mayor bien para todos, y para superar las desigualdades impuestas a tantos. Nuestra tecnología está avanzando aceleradamente sin embargo, nuestros diseños sociales han permanecido relativamente estática. En otras palabras, el cambio cultural no ha seguido el ritmo de los cambios tecnológicos. Ahora tenemos los medios para producir bienes y servicios en abundancia para todos.

Por desgracia, hoy en día la ciencia y la tecnología han sido desviadas de lograr el mayor bien por razones de interés propio y la ganancia monetaria a través de la obsolescencia programada a veces se refiere como la retirada consciente de la eficiencia. Por ejemplo, el Departamento de Agricultura de EE.UU., cuya función se supone que están realizando investigaciones sobre formas de lograr los rendimientos más altos por acre, en realidad paga a los agricultores por no producir a plena capacidad. El sistema monetario tiende a frenar la aplicación de estos métodos que sabemos que serviría mejor a los intereses de las personas y el medio ambiente.

En un poder adquisitivo sistema monetario no está relacionado con nuestra capacidad para producir bienes y servicios. Por ejemplo, durante una depresión, hay ordenadores y DVD en las tiendas y automóviles en lotes de autos, pero la mayoría de la gente no tiene el poder adquisitivo para comprarlos. La tierra sigue siendo el mismo lugar, es sólo las reglas del juego que son obsoletas y crean conflictos, la privación y el sufrimiento humano innecesario.

Un sistema monetario desarrollado hace años como un dispositivo para controlar el comportamiento humano en un entorno con recursos limitados. Hoy en día el dinero se utiliza para regular la economía, no para el beneficio de la población en general, pero para aquellos que controlan la riqueza financiera de las naciones.

Economía Basada en Recursos

Todos los sistemas socio-económicos, independientemente de la filosofía política, creencias religiosas o costumbres sociales, en última instancia, dependen de los recursos naturales, es decir, el aire limpio y el agua, tierras de cultivo y la tecnología necesaria y el personal para mantener un alto nivel de vida.

En pocas palabras, una economía basada en recursos utiliza los recursos existentes en lugar de dinero y proporciona un método equitativo de distribución de estos recursos de la manera más eficiente para toda la población. Es un sistema en el que todos los bienes y servicios están disponibles sin el uso de dinero, créditos, trueque, o cualquier otra forma de deuda o servidumbre.arch2

Tierra es abundante con recursos abundantes, hoy en día nuestra práctica de racionar los recursos a través de métodos monetarios es irrelevante y contraproducente para nuestra supervivencia. La sociedad moderna tiene acceso a tecnologías altamente avanzadas y puede proporcionar alimentos, ropa, vivienda, atención médica, un sistema educativo relevante, y desarrollar un suministro ilimitado de energía renovable y no contaminante de energía como la energía geotérmica, solar, eólica, mareomotriz, etc Ahora es posible que todo el mundo disfrute de un muy alto nivel de vida con todas las comodidades que una civilización próspera puede proporcionar. Esto se puede lograr mediante la aplicación inteligente y humana de la ciencia y la tecnología.

Para entender mejor el significado de una economía basada en recursos considere esto: si todo el dinero del mundo fueron destruidos, mientras la tierra vegetal, fábricas, y otros recursos fueron dejados intactos, podríamos construir cualquier cosa que elijamos para construir y satisfacer cualquier humano necesitar. No es el dinero que la gente necesita, sino que es el acceso gratuito a las necesidades de la vida. En una economía basada en los recursos, el dinero sería irrelevante. Todo lo que se requiere son los recursos y la producción y distribución de los productos.

Cuando la educación y los recursos estén disponibles para todas las personas sin un precio, no habría límite al potencial humano. Aunque esto es difícil de imaginar, incluso la persona más rica hoy sería mucho mejor en una sociedad basada en el recurso propuesto por el Proyecto Venus. Hoy las clases medias viven mejor que los reyes de tiempos pasados. En una economía basada en los recursos que todos vivirían mejor que los más ricos de hoy.

En una sociedad basada en los recursos, la medida del éxito se basa en el cumplimiento de las propias actividades individuales en lugar de la adquisición de la riqueza, la propiedad y el poder.

La elección es nuestra para hacer

El comportamiento humano está sujeto a las mismas leyes que cualquier otro fenómeno natural. Nuestras costumbres, comportamientos y valores son subproductos de nuestra cultura. Nadie nace con la codicia, los prejuicios, la intolerancia, el patriotismo y el odio, que son todos los patrones de conducta aprendidos. Si el ambiente es inalterable, comportamiento similar vuelva a ocurrir.

Hoy en día, gran parte de la tecnología necesaria para lograr una Economía Basada en Recursos mundial existe. Si optamos por cumplir con las limitaciones de nuestra economía monetaria basada en la actualidad, a continuación, lo más probable es que vamos a seguir viviendo con sus inevitables resultados: la guerra, la pobreza, el hambre, la miseria, el crimen, la ignorancia, el estrés, el miedo y la falta de equidad. Por otro lado, si aceptamos el concepto de una economía basada en los recursos globales, aprender más sobre él, y compartir nuestros conocimientos con nuestros amigos, esto ayudará a la humanidad a evolucionar de su estado actual.

A continuación el documental oficial del Proyecto Venus.

Diseñando el Futuro.

“The Choice is Ours” (2015) Venus Project.

venusss frase

 

Fuente: thevenusproject.com

About

3 thoughts on “Proyecto Venus, ¿Ciudad del Futuro o Utopía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>